martes, 2 de julio de 2013

Pulsera de macramé y strass

Hola! Hace ya un tiempo desde mi última entrada, así que hoy me he decidido a publicar un proyecto muy sencillo de hacer, pero elegante y vistoso, que permite múltiples posibilidades en cuanto a colores, y formas y tamaños de las piezas, que no tienen por qué ser sólo de strass, sino que podemos cambiarlas por alguna cuenta bonita que nos guste, y combinar el hilo a juego o en contraste, a gusto de cada uno!
 
Hice una pulsera como esta, pero en color verde agua, para mi amiga Arancha, la mamá de mi ahijadita preciosa, y autora del blog entre pañales y biberones, un blog muy interesante donde cuenta en primera persona las aventuras y desventuras de una familia primeriza!
 
Empezamos, como siempre, con los ingredientes necesarios para el proyecto:
 

 
- cordón de seda (yo utilicé unos 2,5 metros)
- pieza de strass en forma de flor
- bola de strass
- bolas de acero en 2 tamaños diferentes (pueden ser todas iguales sin problema)
 
1.- Cortamos 2 trozos de cordón de seda. Tienen que ser un pelín más largos del contorno de la muñeca. Doblarlos por la mitad:
 
 
Del resto del cordón, cortamos y reservamos un trozo de unos 15 o 20cm, y el resto lo cortamos en 2.
 
2.-  Con un nudo de alondra, enganchamos cada trozo de cordón en una de las dos argollas de la pieza de strass:
 
 
 
 
3.- Abriendo un poco el nudo de alondra, enganchamos la mitad del resto del cordón de seda, que previamente habremos cortado en dos. La otra mitad se enganchará en el nudo de alondra del otro lado de la pieza de strass, de la misma forma: simplemente pasándolo por el bucle y dejando los cabos de la misma longitud.
 
 
Con una bola de tamaño grande, camuflamos y fijamos tanto los nudos de alondra como los cabos que hemos pasado por ellos:
 
 
4.- En uno de los lados de la pieza de strass, enhebramos la bola de strass, ayudándonos de una aguja del tamaño adecuado que nos permita, por un lado, enhebrar el cordón, y por otro lado, que pase por el agujero de la bola fácilmente y sin atascarse:
 
 
Al otro lado de la bola de strass, enhebramos una bota metálica de las pequeñas:
 
 
Ya tenemos el adorno central de la pulsera!!
 
 
5.- Empezamos a tejer la pulsera con la técnica del nudo plano de macramé. Para hacer el nudo plano, dejamos en el centro, tensados, los cabos más cortos, y a los lados, los más largos. Tomamos el cabo largo de la izquierda, y haciendo un bucle, lo pasamos por encima de los cabos centrales:
 
 
Con el cabo derecho, hacemos un bucle pasando por encima del cabo que pasamos de la izquierda, y lo sacamos por el bucle izquierdo pasando por debajo de los cabos centrales:
 
 
Estiramos de ambos cabos, y ya tenemos medio nudo plano!!
 
6.- Para la otra mitad del nudo plano cogemos el cabo de la derecha y hacemos un bucle pasando por encima de los cabos centrales:
 
 
Con el cabo izquierdo, hacemos un bucle pasando por encima del cabo que pasamos de la derecha, y lo sacamos por el bucle derecho pasando por debajo de los cabos centrales:
 
 
Estiramos de ambos cabos, y ya tenemos el nudo completo!!!
 
7.- Vamos tejiendo la pulsera con el nudo plano:
 
 
Hay que procurar que ambos lados midan lo mismo. Medir de cuando en cuando con la muñeca, y dejar unos 3cm aproximadamente sin tejer al final, de manera que quede un hueco en el medio; en este hueco será donde vayamos a hacer el cierre de la pulsera.
 
 
8.- Una vez que ya están tejidos ambos lados de la pulsera, con la ayuda de una aguja de lana, vamos remetiendo con cuidado los sobrantes de los cabos largos por la cara interna de la pulsera.
 
 
 Hay quien prefiere cortar los cabos al ras y echarle una gota de Loctite o similar, pero para mi gusto queda mejor rematado así, ya que los cabos quedan más camuflados en el cuerpo de la pulsera, y también más asegurados. De esta forma es más trabajoso, pero en mi opinión, también es más lucido:
 
 
9.- Cruzamos los cabos de la pulsera.......
 
 
...... y con el trozo de 20cm de cordón que reservamos al principio, vamos tejiendo con nudo plano el trozo necesario hasta terminar la pulsera, que viene siendo la parte que dejamos sin tejer antes (unos 3 o 5cm, depende del hueco que hayamos dejado):
 
 
 
10.-  Para finalizar, recortamos los cabos al tamaño apropiado (que sobresalgan unos 5cm de la pieza del cierre, por ejemplo), enhebramos una bolita metálica pequeña y fijamos con un nudo. Este es el resultado final:
 
 
Qué os ha parecido? Os ha gustado el proyecto? Podéis hacerlo en infinidad de colores, y cambiar las piezas de strass por piezas de zamak, plata, abalorios de cualquier material, o incluso cuentas de piedra natural o cristal. Es más sencillo de hacer de lo que parece, y se hace en un ratito.
 
Animaos y contadme vuestras impresiones!!

4 comentarios:

  1. Ummm.. Esa pulsera me suena, ideal!!... Y dile a Rednosedreindeer que no me sea pelota!! je je

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado preciosa, además lo explicas muy detallado y muy bien, no es porque seas mi niña pero eres u8na artistaza como la copa de un pino jajaja

    ResponderEliminar
  3. La pulsera es una idea fantastica! :)

    ResponderEliminar